Vuelta a Andalucía en 48h

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

El pasado 23 de Agosto de 2014, 8 aficionados al scooter más famoso de la historia, nos dimos dcita a las 6 de la mañana junto a la Torre del Oro, en Sevilla, para comenzar un viaje que les llevaría por las 8 capitales andaluzas entre las jornadas del sábado y el domingo.

¿Porque hacer este viaje, y porque en este vehículo? Pues simplemente porque sí. Los mejores viajes no tiene porque tener un fin especifico, aparte del propio viaje y en este caso la idea era estar dos días de ruta, con algunos amigos, que por un motivo u otro, no nos vemos todo lo que nos gustaría.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Aunque sin lugar a duda, la chispa que detonó la mecha fue La Segunda Vuelta a España en Vespino. Tras enterarme de que estaban preparando un Vespino que iba a dar la vuelta a España, pasando por todas las capitales de provincias y haciendo etapas de entre 450 y 500km, me dije que no podíamos ser menos. A principio de año teníamos varios posibles viajes en Vespa para el verano, pero conforme se acercaban las fechas, se iban suspendiendo. Desde que volvimos de Marruecos en Semana Santa (unos en un tour de 4 días por el Norte y otros en un viaje de 5000km que los llevó hasta el Trópico de Cáncer), prácticamente no habíamos salido. Un domingo por la tarde sin mucho que hacer, empiezo a hablar con algunos sobre porque no hacer algo, pero que sean pocos días. Qué mejor viaje que La Vuelta a Andalucía... Tras mandar algunos mensajes por facebook, formamos un buen grupo de aficionados que no le temíamos al hecho de ir todo el día rodando.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Éramos unos 12 los interesados y aún no sabíamos ni el recorrido ni el tiempo que tardaríamos, pero sí la fecha; sería el fin de semana del 23 y 24 de agosto. Aunque la lógica dictaba hacerlo en 3 días, con etapas de 450km, algunos compañeros no podían librar el viernes, así que solo se podía en dos; en 24h era demasiado. Finalmente decidimos por mayoría recorrelo en dos días, puesto que en 24h ya se realizó en 2007, organizado por el Vespa Club Córdoba.

Saliendo de Sevilla, estaba claro que el primer día tendríamos que llegar a Almería y el segundo volver, pero llegamos al acuerdo entre todos. En cada capital buscaríamos un monumento típico de la ciudad para hacernos la foto de recuerdo.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

En Sevilla nos tomaríamos la foto en la Torre del Oro y aunque habíamos quedado a las 6 de la mañana con los depósitos llenos, dos compañeros se retrasaron y finalmente salimos cerca de las 7 dirección Huelva. En la medida de lo posible evitamos autovías, pues las nacionales son más divertidas al ritmo de nuestras monturas.

Poco antes de llegar a Huelva un compañero del Vespa Club Huelva, se unió al viaje. Aunque teníamos una ruta prevista, sabíamos que la íbamos a cambiar según nos interesase, todo sobre la marcha. Ya en Huelva, el punto para la foto era el Monumento a La Fe Descubridora, situado en La Rábida, que de forma errónea también se le denomina Monumento a Cristóbal Colón. Allí nos esperan dos compañeros más del Vespa Club Huelva a saludarnos y a desearnos suerte en nuestra aventura.

Un reto compartido

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Tras la foto decidimos por donde salir en dirección a Sevilla. Aunque vamos para Cádiz, tenemos que volver por la misma ruta para poder cruzar el Guadalquivir. Esta vez en vez de ir por la nacional paralela a la A-49, decidimos seguir por la costa hasta Matalascañas, pasando por el Parque Natural de Doñana. En este tramo el asfalto está en buen estado, aunque hay que ir con cuidado, pues hay muchos badenes (señalizando los pasos subterráneos de que hay para que los animales del Parque crucen la carretera). 

Los que no habían pasado antes por esa carretera quedan fascinados. Poco antes de llegar a Matalascañas, tomamos la carretera hacía El Rocío, desde donde nos dirigiríamos a Coria del Río, para tomar la barcaza que cruza el Guadalquivir y evitarnos tener que llegar a Sevilla de nuevo.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Desde aquí la ruta hasta Cádiz es simple, dado que solo tenemos que seguir la N-IV. Pero la Vuelta Ciclista a España empieza ese mismo sábado en Jerez de la Frontera y varios carteles luminosos nos avisan de que podemos encontrarnos carreteras cortadas, así que decidimos desviarnos y entrar en Cádiz por la autovía. Ya empieza a calentar el Sol y se nota mucho el aire caliente, hasta que llegamos al puente que da entrada a Cádiz  que nos hace llegar la brisa del mar.

En la Tacita de Plata y junto al monumento a la constitución de 1812, conocida como La Pepa por firmarse el día de San José, haríamos parada y foto. Para llegar al monumento había que cruzar toda la ciudad, siendo fotografiados y saludados por los de Cádiz al ver tan singular convoy.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Tras llegar y hacernos la foto estamos eufóricos, aunque paramos demasiado para repostar. Llevamos un buen ritmo y ya llevamos 3 de los 8 objetivos logrados, pero la hora de retraso que llevamos, nos penaliza mucho.

Empieza a hacer calor y un compañero, que no se siente con las fuerzas necesarias, decide ir hasta Málaga por autovía, mientras que los demás tomamos la idea inicial de cruzar la serranía de Ronda, unos de los puntos más atractivos de la ruta para hacer en moto. 

La sierra nunca decepciona y aunque el asfalto no está en las mejores condiciones que podríamos desear, disfrutamos mucho de las carreteras, gracias en parte a la prácticamente ausencia de tráfico. Se nos hizo tarde y paramos a comer en un bar en El Burgo. No llevamos prisa, pero tampoco nos podíamos entretener mucho. En todo este tramo, los dos compañeros de Málaga iban en cabeza, guiándonos siempre por las mejores carreteras de esta zona. Al ser de diferentes puntos de Andalucía, cada uno ha confeccionado la ruta por su tierra y conforme vamos llegando, encabeza el grupo para hacernos de guía.Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Tras bajar la Sierra nos dirigimos a Málaga, ciudad en la que en principio habíamos decidido tomar la foto en el casco antiguo. Pero aprovechando que era la feria decidimos hacernos la foto con su cartel. Allí nos esperaba el compañero que siguió por autovía desde Cádiz y otro amigo más del Vespa Club Málaga.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Aún era de día y ya habíamos cumplido con la mitad de los objetivos. Llevábamos unos 600km y nos quedaban 200 hasta Almería, pero circular junto a la costa consiguió que nos olvidemos de las altas temperaturas. No teníamos tiempo que perder, pero al salir, el compañero que no se encontraba bien, nos comentó que dormiría en Málaga y que nos alcanzaría antes de llegar a Granada.

Ese tramo era digno de hacerse de día y con buena luz, pues la costa de Granada y de Almería muestran unos paisajes bellísimos, pero pronto se nos hizo  de noche y había que extremar precauciones. En el último repostaje del día, nos pusimos los chalecos reflectantes, puesto que en aquel tramo con contínuas entradas en la autovía los coches nos adelantan constantemente.

Esto no hay quien lo pare
A la altura de Adra
, decidimos entrar en el pueblo a cenar, pero en Almería es día de Feria y nos hubiese costado trabajo encontrar lugar para reponer fuerzas. En entrada de la población, un chaval en Vespa nos saluda y pregunta si somos los de Vuelta a Andalucía. Ante la afirmación se une a nosotros, así que nos llevaría a algún bar donde cenar algo.Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Lo curioso de todo es que sin intención de parar en Adra, nos llamó la atención que aquel chico estuviera esperándonos...  su chica a través del ordenador fue siguiendo nuestro pasos y le informó de nuestra proximidad al lugar; nos quedamos sorprendidos por el seguimiento de nuestra aventura de 48h. Al llegar al bar, varios aficionados a las Vespa, se acercaron a saludarnos. Entre el cansancio acumulado y charlas con los aficionados de la zona, nos entretuvimos más de la cuenta cuando todavía estábamos a una hora del hostal de Almería.

Este último tramo lo hicimos por autovía, pues la nacional pasa por el interior de todos los pueblos y es más un bulevar que una carretera, por lo que nos hubiese demorado mucho el llegar a Almería.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

La luz de la reserva se me empezó a iluminar a unos 30km de Almería y teniendo en cuenta el ritmo que llevábamos no llegaba, pero ante la incertidumbre de la aventura llevaba un litro de reserva en la guantera. Por intercomunicador de lo anuncio a Antonio comentándome que está en la mis situación. A poco más de un kilómetro de Almería, en una cuesta, la moto se para en seco. Me aparto a la cuneta y conecta la luz de emergencia: como en las Vespa de marchas funciona todo con corriente alterna del motor,  la iluminación en sí sale de una luzpara bicicletas que llevo para estos casos... 

Tardé poco e la operacióin y al segundo intento la moto arrancó. Los compañeros que venían por detrás pararon, mientras que los que iban por delante me llamaros y quedamos directamente en el hostal... Llegamos a la una y media con muchos kilómetros en el cuerpo, así que íbamos a descansar para reponernos para la última etapa del día siguiente...

Segundo día de marcha

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Decidimos salir a las 07.00h de la mañana, así que dormimos poco más de 4 horas. Nos compañarían unos amigos de Almería que puntuales estaban en la recepción. El punto elegido para la foto sería el antiguo Cargadero de Mineral, así que nos dirigimos allí.

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Los compañeros de Almería que nos harán de guías hasta llegar a Granada, nos preguntaron donde queríamos desayunar. Era temprano, así que decidimos repostar e ir tirando, hasta que a los 100m uno de ellos pinchó. Por suerte su Vespa tenía rueda de repuesto así que mientras la repara, nos deleitamos con unos churros que había en una parada justo al lado del percance...
Durante el desayuno contamos batallitas. Me impresiona en especial la Ruta Transaharina, en la que Sergio Durán y dos amigos más llegaron hasta el trópico de Cáncer, viaje de 5000km y 10 días de duración. Cada vez que me acuerdo de aquellas carreteras saharianas con el viento de costado y sus interminables rectas, se me pone la piel de gallina.

Tras la jornada del sábado ya no nos planteabamos rutas de menos de 300 o 350 kilómetros  al día; los chicos de Almería estaban sorprendidos por nuestras tiradas con las Vespa.Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Salimos de Almería con dos horas de retraso pero por lo menos desayunados. Nos tocaba enfrentarnos a La Alpujarra dado que estábamos a nivel del mar y teníamos que subir bastante. Justo saliendo de Almería a Antonio le empieza a fallar la moto: parece ser el chiclé que está sucio...

La zona de La Alpujarras es muy divertida, muchas curvas, buen asfalto y poco tráfico. Todo parecía ir bien, llevábamos un buen ritmo hasta que me llamaron. En Lanjarón están esperándonos varios amigos de Granada para guiarnos por la ciudad y llevarnos hasta el mejor sitio para la foto. Pero en una de las subida, el compañero de Almería que pinchó, sufrió un gripaje llegando a bloquear la rueda. 

Antonio Carrero cerrando el grupo se paró con él y me lo comunicó. Buscamos un tramo de carretera con visibilidad para esperarlo. Los  demás compañeros de Almería se volvieron para acompañar al chaval de la avería y Antonio vino solo hacia donde estábamos nosotros; hemos perdido media hora más...

Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

A la altura de Lanjarón nos esperaban los granadinos, junto al compañero que se quedó en Málaga. Nos guiaron al mirador de San Miguel desde donde tomamos la foto de Granada. La verdad es que costó trabajo subir hasta allí por el empedrado de las calles puso a prueba la fijación de los tornillos de las Vespa; pero una vez allí todo se olvidó con las increíbles vistas.

Bajamos del mirador y los compañero granadinos nos llevaron a un bar donde tomar unas tapas. No quisimos comer fuerte porque nos esperaban muchos kilómetros y altas temperaturas.Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Aunque la idea inicial era no rodar por autovías, con tantos kilómetros por delante y teniendo que trabajar el lunes, optamos por ellas. Como durante todo el viaje guiaba el que era de la zona, en algunos  tramos abandonábamos la autovía.

En Jaén el lugar para la foto fue la Catedral. No recuerdo que hora era, pero sí que el calor era agobiante. Tras pedir a unos turistas que por allí pasaban que nos hicieran la foto, aparcamos a la sombra para coger algo de fuerzas antes de salir en dirección Córdoba. En este punto, Jesús Pineda partió hacia Manzanares, dado que si seguía con nosotros el camino de vuelta sería demasiado largo.Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Desde Jaén, tomamos la autovía para llegar a Córdoba. Allí nos esperaban varios amigos del Vespa Club Córdoba en el Puente Romano, donde tomaríamos la foto del octavo objetivo.

Al llegar sentimos un alivio y una satisfacción difícil de describir con palabras. Habíamos conseguido nuestro reto y a pesar de la cantidad de kilómetros no estábamos tan cansados como era de esperar.Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Sólo nos faltaba volver a Sevilla y cerrar el círculo. Allí, Jaime “Mito” de Linares, se volvió a casa, pues ese camino ya lo hizo el viernes por la tarde. Tras un merecida pausa, volvimos a tomar la autovía para llegar a Sevilla. La noche nos cogió por el camino pero la bajada de temperatura se agradeció. Llegamos de nuevo a la Torre del Oro.

Parece mentira, pero conseguimos nuestro reto en 34 horas. No era una contrarreloj, ni tuvimos prisa en ningún momento. Fuimos a velocidades inferiores a los limites de las carreteras  por las que circulamos, al ritmo de la PX 125. Después de ese fin de semana hemos generado un grupo que aunque puede ser que no volvamos a salir todos juntos por ser difícil coincidir, a buen seguro que surgirán rutas simlares que compartiremos.Vuelta a Andalucía en Vespa en 48 horas

Tras un viaje así llega el momento de reflexionar. Aunque todo fue bastante bien, creo que en parte fue a la buena planificación y al buen rollo existente en el grupo. Para un viaje tan intenso, hay que escoger bien a quien llevar, dado que si alguien no se adapta puede fastidiar el viaje. Otra de las cosas a tener en cuenta es ser un grupo reducido.

Los participantes fuimos:

Jesús Pineda (Manzanares, Ciudad Real) Vespa GTS 300

Jaime “Mito” Martín (Linares, Jaén) Vespa GTS 300

Meca Morales (Córdoba) Vespa 200L

José Manuel PG (El Rincón de la Victoria, Málaga) Vespa TX 200

Sergio Durán (Málaga) Vespa TX 200 by Mundo Vespa

Dani Pérez (Huelva) Vespa PX 200 “La naranja Mecánica”

Antonio Carrero (Sevilla) Vespa T5 by La Cuarta Marcha

Jesús MF (Lebrija, Sevilla) Vespa PX 125 disco.

Gracias a todos ellos por acompañarme y hacer posible esta “locura” de una tarde de domingo. Aunque como digo siempre, la locura es poder hacer estos viajes y no quedarse en casa.

 

Por último, por si quieres hacer la ruta por tu cuenta, te dejamos el recorrido original que pensabamos hacer nosotros, aunque por diferentes motivos, fuimos modificandolo sobre la marcha.

Etiquetas: Viajes, Rutas España, OnRoad, Vespa, En Moto

0
0
0
s2smodern

En esta web usamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. para más información: Política de privacidad.

  Acepto Cookies de este sitio.Acepto