• Inicio
  • Blog
  • 50 Aniversario de la Peregrinación a Santiago de Compostela en Vespa

50 Aniversario de la Peregrinación a Santiago de Compostela en Vespa

Con la llegada del buen tiempo comienzan las concentraciones de Vespas y Lambrettas en toda la península, es difícil encontrar un fin de semana en el que no haya un evento cerca al que asistir. 

Pero había una que nos llamó especialmente la atención, por ser algo diferente a las demás, y por servirnos de excusa para cruzar España y parte de Portugal. Esta era ni más ni menos que el 50 Aniversario de la Peregrinación a Santiago de Compostela en Vespa, evento que nos recordaba que hace 50 años, se reunieron en la Plaza do Obradoiro de Santiago de Compostela 1.000 Vespas llegadas de toda Europa.

En la Plaza del Obradoiro en Santiago

Tras comentar esta idea en el grupo de "locos" que dimos la vuelta a Andalucía en 48 h el año pasado, empezamos con los preparativos. Desde Sevilla "sólo" hay unos 900 km, y eso ya lo hemos hecho en un día, pero tampoco es plan de estar demasiado cansados al otro día, así que decidimos hacer la subida en dos días, y de esa forma alargar un poco el recorrido hasta poco más de 1.000 km, para pasar por rutas interesantes de camino. La idea era hacer entre 2.300 y 2.400 km en 5 días.

Viernes

El primer día haríamos unos 630 km saliendo de Sevilla, y tomando la nacional 630 hasta Villafranca de Barros, donde nos encontraríamos con los compañeros que salieron la jornada anterior desde Córdoba y Linares y con los amigos del Vespa Club Tierra de Barros, que nos acompañarían hasta Almendralejo.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Desde que está operativa la A66, la antigua ruta de la plata, la N-630, esta prácticamente desierta, y es ideal para ir en moto. A partir de ahí continuamos hasta Plasencia, donde nos desviamos por la N110 en busca del Valle del Jerte, y del Puerto de Honduras, que nos llevaría hasta Hervás. En este puerto nos encontramos con un grupo de amigos madrileños, El Comando Belmonte, que han decidido pasar el fin de semana en la misma zona, se pararon con nosotros, y tras las fotos de rigor, nos acompañarían hasta Hervás.

 

Peregrinación a Santiago en Vespa

En Hervás nos esperaba Paco Kini de Béjar, el cual nos acompaña hasta la carretera hasta Ciudad Rodrigo, y posteriormente a Fuentes de Oñoro, en la frontera con Portugal. Justo antes de entrar recargamos las motos, y los bidones de 5 litros que llevamos de reserva, en Portugal la gasolina es más cara, y no sabemos si encontraremos gasolineras por todos los sitios que vayamos, ni a qué hora cierran éstas. 

Ya en Portugal, y gracias a las indicaciones del chaval de la gasolinera, nos dirigimos hasta el alojamiento que teníamos reservado en una aldea cercana a Pinhel, donde nos sorprendió gratamente el estado de la misma, sobre todo teniendo en cuenta el precio que pagamos; una lástima que solo nos quedáramos una noche, y que no la disfrutáramos apenas nada.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Sábado  

El sábado prometía mucho, "sólo" teníamos que hacer 400 km hasta Santiago de Compostela, y eso para nosotros es pan comido, o eso pensábamos. Nos levantamos con calma y preparamos los equipajes, cargamos las motos, y preparamos las cámaras; hoy tenemos que hacer muchas fotos y vídeos.

Aun tenemos las motos casi llenas, y los depósitos auxiliares también, así que decidimos empezar a andar. Durante el camino, siempre se adelantaba uno para hacer fotos a los demás, o para colocar la cámara de vídeo en algún sitio en el que nos pudiese grabar a todos al pasar.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Por el camino paramos en una tienda a comprar algo de fruta, pan y alguna cosa más. Lo grabamos todo en vídeo. Al salir de la tienda, problemas, la vespa de Antonio no quiere arrancar, y cuando finalmente lo hace, echa mucho humo, y no tiene fuerza, andamos un poco, a ver si es que está ahogada, y se le pasa, pero nada. Por el intercomunicador me dice que busque una sombra en la que parar, para mirar que tiene.

Probamos de todo, pero parece ser que la avería es de las pocas cosas que no se pueden solucionar en marcha, el reten del lado del embrague, que para cambiarlo hace falta abrir motor.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Anulamos la ruta prevista, y le decimos al GPS que nos lleve a Santiago de Compostela directamente, por el camino más corto, evitando las temidas autopistas de peaje portuguesas...

La vespa no tiene fuerza, pero en carretera llaneando, parece que aguanta el ritmo de las demás. El GPS decide meternos por el centro de todos los pueblos, con sus calles llenas de adoquines, y no tenemos muy claro que la ruta sea más corta que la original, pero la seguimos.

Finalmente entramos en España por Vigo, en lugar de por Orense. Paramos para avisar a nuestras familias de que ya estamos en España, y a nuestros anfitriones y que vamos con problemas, por lo que llegaremos tarde.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Galicia es impresionante y la estamos recorriendo de noche, paramos a hacer alguna foto de la Ría de Vigo, pero hay poca luz.

Sobre las 12 de la noche llegamos a la plaza en la que están aparcadas las Vespas, y llamamos a Vicky y Alberto, que viene a buscarnos con Alberto Cebey. Tras los saludos y presentaciones, cogemos las cosas de las motos que no van fijas, y las guardamos en un portal de un amigo.

Es tarde y los bares en los que esta concertada la cena, están cerrando, por suerte, Alberto Cebey es bastante persuasivo y nos dan de comer -y de beber-.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Estamos cansados, pero nos merecemos una copa, hemos llegado después de más de 1.000 km y con muchos más problemas de los esperados. Estamos tan a gusto, que nos quedamos de copas hasta que encienden las luces y nos echan del pub. Vamos a descansar algo que dentro de 5 horas tenemos que estar otra vez sobre las Vespas.

Domingo

Por fin es el Domingo 21, y visitaremos la Plaza do Obradoiro con nuestras máquinas, aunque las copas de la noche anterior hacen que vayamos algo más lento de lo esperado, y llegamos tarde a la salida, pero por fin estamos los cuatro en la Plaza.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Había vespas de media EuropaAl llegar tarde, vemos que la gente ya ha entrado en la misa, pero tampoco es algo que nos quite el sueño, nos quedamos saludando a otros vesperos que han llegado de todas partes de España, y poniendo cara por fin a muchos nombres de facebook. 

Hace un sol radiante, para nosotros hace buena temperatura, para los gallegos, hace una calor asfixiante, jejeje. Hacemos algo de turismo y Antonio llama a su seguro para que le recojan la moto. Aunque en principio parece que no hay problema y que le facilitaran un coche de alquiler, finalmente todo se tuerce.

Peregrinación a Santiago en Vespa

A las dos del mediodía nos dirigimos al lugar de la comida, donde se hace entrega de premios a todos los clubes participantes. Recogemos tantas cosas, que no sabemos donde llevarlas en las vespas, así que hacemos un paquete, y lo enviamos por mensajería para Andalucía.

Entre una cosa y otra, son las 8 de la tarde, y tenemos que hacer 200 km hasta nuestro próximo alojamiento. Nos despedimos de nuestros anfitriones gallegos, que nos han hecho sentirnos mejor que en brazos y, sin muchas ganas, partimos hacia Portugal de nuevo. Pero esta vez, solo somos tres, Antonio se queda en Santiago esperando resolver su problema con el seguro el lunes.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Por el camino nos lamentamos de no tener más tiempo para parar y disfrutar de los paisajes, pues tanto a la llegada como a la ida, los veremos de noche. Sobre la medianoche, llegamos al alojamiento en Esposende, hemos alquilado una casa junto al paseo marítimo, y parece que en el pueblo estén de feria, pero solo queremos llegar, darnos una ducha y descansar, la siguiente jornada sería la más larga del viaje.

Lunes

La mañana del lunes amanece poco prometedora, ha estado lloviendo por la noche, y parece haber una fuerte niebla, con amenaza de agua, así que hoy toca ponerse la ropa de agua. Hoy tenemos más de 650 km que recorrer y en los 50 primeros tardamos una eternidad, cruzando pueblos con un tráfico muy denso.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Al repostar en una gasolinera, se nos acerca un portugues con una moto grande, y cuando le decimos que vamos a Lisboa (para pasar por el puente Vasco de Gama), nos dice que la N1 es peligrosa, mucho tráfico y mucha población, que cojamos mejor la autopista, que esta no es de telepeaje, sino peaje normal, y que las motos tienen descuento (aún con descuento, nos costo 20 € el peaje). 

La autopista es aburrida, muy aburrida, pero al menos no perdemos tiempo cruzando todos los pueblos de la costa. Tras comer en Lisboa en un restaurante de comida rápida, para aprovechar su Wifi, nos dirigimos hacia el puente más largo de Europa, con sus 17 km de recorrido. 

Nosotros pensábamos que era de peaje, pero lo han liberado, por lo que ahora tiene bastante tráfico. Es algo difícilmente descriptible, pues llega un momento en el que vas por una autopista de tres carriles, pero solo ves agua a los lados. Tras el puente, volvimos a las nacionales, que a esta altura de Portugal, se hacían mucho más amenas. Ya nos lo dijo Diego Celaya en Santiago, que acaba de dar la vuelta a Portugal, y nos aseguro que lo bueno empezaba de Lisboa para abajo.

 

Peregrinación a Santiago en Vespa

Camino de vueltaVamos disfrutando de las carreteras y los paisajes, pero poco a poco nos va cogiendo la noche, y en las carreteras reviradas, los kilómetros avanzan despacio.

Nuestro alojamiento esta vez son dos habitaciones dobles, en un camping en la sierra, cerca de Lagos, pero para llegar a él tenemos que dejar la carretera y hacer un tramo por caminos, por suerte llevamos mapas de todo tipo en los GPS, y conseguimos llegar, si no llega a ser de esa forma, hubiéremos dormido en una cuneta, porque poca gente nos encontramos por esas carreteras para preguntar algo. 

Como suele ser normal, llegamos pasadas las 12 de la noche, así que metemos las motos lo más cerca posible a la habitación, y descargamos el equipaje. Los trabajadores del camping nos indican que hay una barra con cerveza, por si queremos tomar una, así que no hace falta que nos insista mucho, pues al ir todo el día conduciendo, hace tiempo que no tomamos una.

Peregrinación a Santiago en Vespa

La cerveza estaba caliente, pero nos supo a gloria, y de esta forma nos echamos unas risas rememorando las cosas que nos habían pasado por el camino, y nos lamentamos de que una pieza de 5 € dejara a uno de nuestros amigos a mitad de camino.

Martes

El martes el día amanece soleado y podemos contemplar donde nos hemos metido con las Vespas de noche, estamos en un camping, con muchas caravanas repartidas por la ladera de una montaña, el camping está lleno de "guiris" alemanes e ingleses, nadie allí habla portugués, cosa a que a nosotros nos viene de lujo, porque en ingles si puedo mantener una conversación.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Paradas varias para hacernos unas fotos

Aunque nos invitan a desayunar, preferimos salir pronto y hacerlo más adelante, en alguna parada. Pagamos las cervezas de la noche anterior y salimos en busca de la ciudad de Lagos, donde visitaríamos sus playas y acantilados.

Después de hacer varios kilómetros por pistas de tierra y subir unas trialeras de piedra, de noche, con las motos cargadas sin ningún problema, al subir un bordillo en Lagos, Mito se resbala y se cae, la caída ha sido tan despacio que parece que no ha roto ni arañado nada, luego nos damos cuenta de que se ha roto un poco el portabultos trasero, pero lo arreglamos sobre la marcha. Llegamos hasta la zona de playas y donde termina la carretera, vemos una senda que nos lleva hasta los acantilados, si las personas pasan, nuestras Vespas también.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Si las personas pasan, nuestras vespas también, hasta el mismo borde de los acantilados

Al llegar, nos hacemos unas fotos y poco más, para variar, vamos con prisa. Buscamos un bar en el que desayunar y al comprobar los teléfonos, vemos que nos hemos conectado a Internet sin darnos cuenta y es que al pasar por la puerta de uno de esos restaurantes de comida rápida, los teléfonos se han conectado y se han descargado los mensajes que estaban a la espera. 

Desde Lagos y para evitar el famoso telepeaje, tomamos la N-125, que pasa por todos los pueblos que encuentra a su camino, y nos hace llegar tarde a la frontera española, donde nos espera Jaime Pla, presidente del Vespa Club Huelva, que nos llevará a Lepe, donde nos invita a comer.

Peregrinación a Santiago en Vespa

A su ritmo, la Vespa te lleva a todas partes

En la terraza del bar no se esta mal, pero nos queda uno de los peores tramos, llegar a Sevilla por la tarde, con una temperatura que sin ser demasiado alta para la zona, nos hace pasarlo mal. 

Jaime nos acompaña hasta la salida de Huelva y desde ahí cogemos la antigua carretera A-472 que, por suerte para nosotros, apenas lleva tráfico. Al llegar a Sevilla, nos pasamos por La Cuarta Marcha, donde Antonio ha llegado hace poco, y esperamos en el aire acondicionado del taller, a que pase un poco el calor. Sobre las siete, Meca y Mito salen para Córdoba y Linares respectivamente y yo salgo para Lebrija, ya no hace tanto calor... solo queda una hora para llegar a casa.

De este viaje, me quedo con las personas del mismo, tanto los tres amigos que me han acompañado, como de todos los amigos que nos hemos encontrado por el camino, que mercer la pena un viaje así.

Peregrinación a Santiago en Vespa

Un gran viaje que de poderse hacer en más días, ofrece un sinfín de atractivos turísticos

Sobre le viaje, aunque no hemos terminado demasiado cansados por los kilómetros, si nos ha sabido mal el no poder disfrutar más de las zonas por las que hemos pasado, pero para eso necesitaríamos más días y no siempre es posible.

Un agradecimiento especial a TheMoped (themoped.es), por las camisetas que nos ha hecho especialmente para nosotros, al Vespa Club Tierra de Barros, por estar atentos a si necesitábamos algo, a Paco Kini, por acompañarnos y guiarnos por su tierra, a Alberto y Vicky por acogernos en su casa, el fin de semana que tenía más lío, por ser parte de la organización del evento, a Jaime Pla por guiarnos por Huelva y por invitarnos a comer, y a todos los que se han acercado a saludarnos e interesarse por si necesitábamos algo, gracias a todos.

Etiquetas: Viajes, Rutas España, OnRoad, Vespa, En Moto, 50 Aniversario, Santiago de Compostela, Portugal

0
0
0
s2smodern

En esta web usamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. para más información: Política de privacidad.

  Acepto Cookies de este sitio.Acepto